Bravo Crianza 2012 es de esos vinos que nada más verterlo en la copa intuimos que es diferente. Un tinto de autor con nombre propio Bodegas Frutos Aragón.